Portada de noticia

5 mitos sobre el cuidado de las llantas

  • 16 febrero, 2021

Al comprar tu primer vehículo entran cientos de opiniones de amigos y familiares que repiten lo que en su momento les dijeron a ellos y lo toman como verdades absoluta. 

Esa información no siempre es la más certera y aunque esté llena de buenas intenciones, no es de gran ayuda. 

5 mentiras que seguro te han dicho sobre el cuidado de las llantas de tu auto 

·       Las llantas nuevas se ponen adelante 

Esto no lo es lo más recomendable ya que los neumáticos nuevos es mejor ponerlos atrás para tener un mejor agarre al piso. Con esto se reduce el riesgo de sobreviraje, además de que una pinchadura en un neumático trasero es más riesgosa, lo que es más seguro que ocurra con una llanta desgastada. 

·       Las llantas se reemplazan cada cuatro años 

Medir por tiempo el reemplazo de las llantas es muy ambiguo debido a que lo que determina el estado de las llantas es principalmente el uso. 

·       La llanta de refacción debe tener una presión menor 

Este comentario está sujeto a debate, lo importante es que no exceda los niveles de presión que indica el propio neumático, pues el exceso de calor puede provocar una destrucción repentina. 

·       La llanta de refacción es igual a una llanta nueva 

Esta llanta en realidad solo sirve para salir del apuro en caso de una ponchadura en carretera, pero no se puede usar como neumático regular. 

·       Inflar las llantas al máximo mejora el rendimiento 

Un neumático inflado en exceso es más propenso a las ponchaduras y aunque también existe la creencia que durante el tiempo de calor hay que reducir la presión del aire, es innecesario pues las variaciones del clima están contempladas desde el diseño de los neumáticos.